fbpx
Inicio » Blog » Tarjetas de crédito virtuales: qué son y cómo funcionan
tarjetas de crédito virtuales

Tarjetas de crédito virtuales: qué son y cómo funcionan

En la era digital, las tarjetas de crédito virtuales se han convertido en una herramienta financiera cada vez más popular y utilizada. Pero, ¿qué son exactamente y para qué sirven? 

Como sabemos que con las tarjetas de crédito hay quien se lleva más de un susto, vamos a repasar qué son las tarjetas de crédito virtuales, sus ventajas, usos prácticos y consideraciones importantes. Porque sí, también pueden tener sus inconvenientes.

¿Qué son las tarjetas de crédito virtuales?

Las tarjetas de crédito virtuales son versiones electrónicas de las tarjetas de plástico tradicionales

A diferencia de las tarjetas físicas, que puedes tocar y llevar en tu cartera, las tarjetas virtuales funcionan por Internet y están vinculadas a tu banco o línea de crédito

De hecho, hoy día se generan a través de aplicaciones o servicios en línea proporcionados por entidades financieras. Por desgracia, existen casos de fraude con las deudas que se generan, pues también existen estafas por tarjetas virtuales poco seguras o con condiciones abusivas. Si es tu caso, recuerda que podemos reclamar por ti.

hombre usando tarjeta virtual

Ventajas de las tarjetas de crédito virtuales:

Está claro que la digitalización es algo inevitable. En ese contexto, las tarjetas de crédito virtuales son prácticas, porque puedes llevarlas en el móvil y claro, evitas perderlas.

En ese sentido, vamos a destacar sus potenciales beneficios:

  1. Seguridad mejorada: al ser virtuales, estas tarjetas no existen físicamente y no pueden perderse o ser robadas. Además, suelen contar con medidas de seguridad adicionales, como códigos dinámicos, que las hacen más seguras para compras por Internet. Esto, sin duda, es algo interesante.
  2. Control de gastos: puedes establecer límites de gastos y restricciones temporales con facilidad. Esto es útil para compras, suscripciones o incluso para limitar el uso de la tarjeta en ciertos comercios. Con todo, ya sabes que tirar de crédito suele implicar preocuparse menos del gasto. ¡Cuidado con despistarte!
  3. Protección contra fraudes: dado que las tarjetas virtuales están vinculadas a tu cuenta bancaria, cualquier transacción fraudulenta puede ser detectada muy rápido. Además, las entidades las están promoviendo mucho, por lo que se esfuerzan en maximizar su fiabilidad.
  4. Privacidad: al utilizar tarjetas virtuales, reduces la exposición de tu información financiera. Esto puede ser especialmente beneficioso en un entorno donde la seguridad es crucial, ya que cada vez se producen más estafas con las tarjetas.

Desventajas de las tarjetas de crédito virtuales:

Como es lógico, también tienen desventajas o aspectos que debes conocer por precaución

En ese sentido, ten en cuenta que:

  1. Requieren conexión a Internet: para generar y gestionar tarjetas virtuales, necesitarás acceso a la red y, en algunos casos, la instalación de aplicaciones específicas. Algo que no siempre gusta ni convence a los usuarios.
  2. Políticas del emisor: las características y políticas de las tarjetas virtuales pueden variar entre emisores, así que es crucial comprender los términos y condiciones. Mucho cuidado con la letra pequeña.
  3. Vigilancia regular: aunque ofrecen una supuesta alta seguridad, es importante repasar las transacciones de tus tarjetas virtuales para detectar posibles actividades sospechosas. Recuerda que, al no ser física, si alguien la usa podrías no darte cuenta.

Entonces, ¿vale la pena utilizar tarjetas virtuales?

En líneas generales, está claro que no hay nada más seguro que el dinero contante y sonante. A partir de ahí, tener una tarjeta física siempre da más garantías que algo que existe en Internet, ya que es mucho más fácil que se vulneren sus medidas de seguridad.

Pese a esto, las tarjetas de crédito virtuales han demostrado ser una evolución interesante y conveniente en el mundo de las finanzas personales. Su capacidad para mejorar la seguridad de manera gradual, ofrecer una gestión avanzada de los gastos y darte privacidad las convierte en una opción atractiva para quienes buscan gestionar sus transacciones de manera más eficiente en el entorno digital en constante cambio. 

El mundo cambia rápido, y las tarjetas de crédito virtuales han llegado para quedarse. Así que, en caso de hacerte una, asegúrate de que sea con una entidad financiera fiable. Y si no es así o sufres un imprevisto, reclama tu deuda con nosotros.

Te ayudamos con la cancelación de tus deudas

Abogados expertos en reclamaciones de Microcréditos y Tarjetas Revolving.
Rellena el formulario y evaluamos tu caso gratis.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.