fbpx
Inicio » Blog » ¿Cuánta deuda puedes eliminar usando la Ley de la Segunda Oportunidad?
deuda ley de segunda oportunidad

¿Cuánta deuda puedes eliminar usando la Ley de la Segunda Oportunidad?

Cuando una persona tiene más deudas de las que puede pagar, a veces presionarlo no es la mejor opción. Normalmente los acreedores suelen llamar al deudor, recordarle su deuda por diferentes medios, pero no le ayudan para que pueda hacer frente al monto.

Esto suele aumentar el estrés del deudor (dificultando su recuperación financiera), de manera que las deudas se acaban pagando incluso más tarde de lo que estaban previstas.

Como remedio a esta situación, se creó la Ley de la Segunda Oportunidad (LSO de aquí en adelante). Esta ley entiende la situación delicada en la que se encuentran los deudores, así que les ayuda mediante la quita de deuda y el establecimiento de planes de pago aprobados judicialmente.

Pero, si bien la LSO nos puede ayudar a eliminar deuda, ¿existe algún límite que deberíamos conocer? Estos límites sí existen, y en este artículo los vamos a explorar para que puedas tener expectativas realistas respecto a la LSO.

¡Empecemos!

Cuánta deuda puedes eliminar con la Ley de la Segunda Oportunidad

Respecto a la mayoría de acreedores, no existe un límite específico para la deuda que un juez puede cancelar. Aun así, hay varias excepciones que tenemos que tener en cuenta:

  • Deudas relacionadas con el Estado: Las deudas con Hacienda y la Seguridad Social están limitadas a una quita de 10.000€ cada una. Esto es un sistema de protección del gobierno para garantizar la estabilidad de estas instituciones, que al fin y al cabo son fundamentales para el funcionamiento del país. Por lo tanto, en total será posible la eliminación de 20.000€ en concepto de Seguridad Social y Hacienda.
  • Deudas de alimentos: Las deudas relacionadas con pensiones alimenticias o deudas conyugales no pueden ser eliminadas a través de esta ley. El deudor sigue siendo responsable de cumplir con sus obligaciones alimenticias.
  • Deudas derivadas de sanciones o multas: Las deudas relacionadas con multas y sanciones impuestas por tribunales o agencias gubernamentales tampoco podrán ser eliminadas.
  • Deudas garantizadas: Las deudas respaldadas por garantías reales, como hipotecas o préstamos con garantía hipotecaria, no pueden cancelarse a través de la Ley de la Segunda Oportunidad. 
  • Deudas fraudulentas: Las deudas incurridas de manera fraudulenta no son cancelables.
  • Deudas posteriores a la solicitud del procedimiento: Las deudas que se acumulen después de que se haya solicitado el procedimiento de segunda oportunidad tampoco pueden eliminarse.

Como hemos podido comprobar, la Ley de la Segunda Oportunidad tiene varias limitaciones respecto a la deuda que podemos eliminar. Estos límites se han impuesto para proteger al Estado, al cónyuge, los derechos reales contraídos y a los acreedores que han sufrido mala fe o conductas fraudulentas por parte del deudor.

Respecto al resto de las deudas, no existe un techo para cuánto se puede eliminar. Esto ha dado lugar a deudas canceladas de más de 500.000€, las cuales se han convertido en noticia nacional debido a su gran tamaño.

Ahora es momento de preguntarse, ¿puedo acogerme a la Ley de la Segunda Oportunidad, optando a la eliminación de deuda y al comienzo de una nueva vida financiera? En el siguiente apartado te explicaremos qué necesitas para acogerte a la LSO.

Te ayudamos con la cancelación de tus deudas

Abogados expertos en reclamaciones de Ley de Segunda Oportunidad.
Rellena el formulario y evaluamos tu caso gratis.

Quién puede optar a la Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad se ha ido adaptando progresivamente hacia un público más amplio. Si bien en 2021 eran necesarios hasta 7 requisitos, después de la reforma llevada a cabo a finales de 2022 son necesarios únicamente 4 requisitos:

  1. Ser persona física: Tienes que ser autónomo o particular. Por lo tanto, las deudas deben de estar a tu nombre y no a cargo de una persona jurídica (empresa). En caso de ser una empresa deberías acudir a concurso de acreedores.
  1. Tener dos acreedores o más: Si tu deuda ha sido contraída con solo una entidad o persona, no podrás acceder a la LSO.
  1. Ser insolvente: Debes declararte insolvente, ya sea de manera actual (ahora mismo) o inminente (no podrás pagar las deudas en un futuro muy próximo).
  1. Demostrar buena fe: Este requisito incluye no tener antecedentes por delitos socioeconómicos y colaborar con el juzgado durante todo el procedimiento, demostrando buena fe e interés en pagar a los acreedores de manera justa.

Si cumples todos estos requisitos, la aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad es una de tus opciones. En el siguiente y último apartado te explicaremos cómo usarla de manera eficiente.

Cómo acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad

Todas las personas que han logrado eliminar una gran cantidad de deuda con la LSO han necesitado la asistencia de los mejores abogados. 

En Reclama Por Mí tenemos un equipo altamente formado en Ley de la Segunda Oportunidad, habiendo ganado más de 3.000 casos en los tribunales en diversos ámbitos.

Si quieres hacer uso de nuestros servicios y maximizar tus posibilidades de éxito, podrás rellenar el formulario de nuestra página web y conseguir asistencia inmediata junto a un análisis en profundidad de tu caso. 

Te ayudamos con la cancelación de tus deudas

Abogados expertos en reclamaciones de Ley de Segunda Oportunidad.
Rellena el formulario y evaluamos tu caso gratis.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.