fbpx
Inicio » Blog » Estafas y fraudes con microcréditos
Posibles estafas y fraudes con microcréditos

Estafas y fraudes con microcréditos

Hasta ahora, el microcrédito ha sido una forma de financiación poco conocida pero eficaz para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida. 

Esta herramienta financiera concede pequeños préstamos a personas que normalmente no tienen acceso al crédito bancario convencional, como pequeños productores o trabajadores y familias con ingresos irregulares

Estos préstamos se utilizan generalmente para invertir en equipos o materiales, o para iniciar un negocio o proyecto empresarial. A continuación vamos a conocer un poco de su historia y después explicaremos a fondo qué son los microcréditos y qué impacto han tenido sobre sus usuarios.

¿Cómo Surgieron Los Microcréditos?

La idea del microcrédito surgió en la década de 1970, cuando el economista y premio Nobel Muhammad Yunus descubrió que muchas personas pobres de Bangladesh estaban atrapadas en la pobreza por falta de acceso al crédito. 

Yunus trabajó con un banco local para conceder pequeños préstamos a estas personas, permitiéndoles invertir en proyectos productivos y mejorar sus vidas. Esta fue la primera iniciativa de microcrédito que tuvo éxito y se considera el inicio del movimiento moderno de microfinanciación.

A medida que se han desarrollado las iniciativas de microcrédito, han surgido organizaciones sin ánimo de lucro dedicadas a ayudar a las personas económicamente vulnerables a acceder a la financiación necesaria. 

Estas organizaciones se conocen comúnmente como instituciones de microfinanciación (IFM) y ofrecen préstamos pequeños pero flexibles para proyectos empresariales o inversiones. Estas instituciones también proporcionan educación financiera para ayudar a los prestatarios a entender cómo pueden utilizar sus préstamos para obtener beneficios económicos.

En el siglo XX los microcréditos demostraron ser muy eficaces para ayudar a la gente a salir de la pobreza. Según un estudio realizado en 2006 en Bangladesh, los prestatarios que recibieron un préstamo medio de 140 dólares tenían 20 veces más ingresos al cabo de 4 años que los que no recibieron ningún préstamo. El mismo estudio demostró que el tipo de interés medio para los clientes era sólo del 8%, considerablemente inferior a la media de la banca convencional. 

Aunque el microcrédito ha sido un éxito en varios países, hoy en día muchas entidades bancarias se están aprovechando de la vulnerabilidad de este tipo de clientes para realizar estafas y fraudes de todo tipo.

Para evitar caer en la misma trampa en la que han caído muchos otros antes, vamos a analizar cómo funcionan este tipo de estafas y cómo podemos protegernos ante ellas. 

Cómo Evitar Una Estafa Con Un Microcrédito

Las estafas con microcréditos son una realidad cada vez más frecuente. Mucha gente ha dejado de usar microcréditos para empezar empresas, y han decidido usarlos para pagar facturas y gastos del día a día. Esto ha hecho que cada vez más gente use esta herramienta financiera, aumentando el número de posibles víctimas de estafa.

Dentro de las estafas con microcréditos podemos encontrarnos dos situaciones diferentes:

  1. Una entidad de crédito reconocida realizando acciones ilegales contra sus clientes.
  1. Personas que se hacen pasar por representantes legítimos de un banco o entidad de crédito y ofrecen préstamos sin ninguna verificación ni contrato escrito. 

En España ha habido muchos casos de grandes prestatarios de crédito realizando acciones ilegales como llamar a la familia de los clientes para reclamar el dinero, cobrar intereses desproporcionados, y todo tipo de métodos para conseguir más dinero. Algunas de estas entidades pueden ser Vivus, Cofidis o Creditea.

Esto ha creado muchos juicios entre entidades bancarias y sus clientes, lo que ha amedrentado a muchas compañías para dejar de hacer estas prácticas fraudulentas. Y si bien las estafas pueden venir de entidades reconocidas, también pueden ser el fruto de personas que se hacen pasar por compañías de crédito. 

De hecho, en agosto de 2021 más de 500 personas fueron suplantadas para pedir microcréditos que nunca fueron devueltos. Este tipo de estafas suelen ser las más peligrosas que hay, ya que están realizadas por criminales en vez de por entidades de crédito reguladas.

Este tipo de criminales suelen prometer grandes cantidades de dinero sin aval o presentan préstamos con tipos de interés excesivamente bajos para atraer a la víctima. Para evitar caer en la trampa es importante estar atento a la publicidad en medios impresos o electrónicos que prometen micropréstamos rápidos y sin garantía. 

Precauciones Contra Posibles Estafas Con Microcréditos

Para protegerse de estos dos tipos de estafa es importante tomar precauciones antes de solicitar cualquier microcrédito:

  • Hay que investigar el banco o la empresa prestamista antes de solicitar el préstamo para asegurarse de que realmente existe y es legítimo. 
  • También es fundamental pedir información detallada sobre el producto financiero antes de firmar cualquier contrato, incluida información sobre el tipo de interés, los requisitos necesarios para obtener el préstamo y el plazo previsto para devolver el dinero prestado. 
  • Nunca hay que compartir información personal delicada (como números de cuentas bancarias) con desconocidos por teléfono o Internet, a menos que sepa exactamente quién es la persona con la que está hablando e incluso entonces con mucha precaución. 
  • Hay que ser precavido cuando recibas correos electrónicos promocionando microcréditos; si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea, así que es mejor estar seguro y no caer en una estafa fraudulenta. 
  • Las promesas verbales no son fiables; insista siempre en firmar un acuerdo jurídicamente vinculante antes de aceptar cualquier tipo de financiación. 
  • Pide presupuestos detallados por escrito con antelación y lea todos los documentos relacionados con el préstamo antes de firmarlos; comprueba si hay detalles o cláusulas ocultas en los documentos que puedan perjudicar más adelante y rechaza cualquier oferta que le parezca sospechosa.

Aún tomando todo tipo de precauciones, algunas entidades financieras nos pueden colocar cláusulas ilegales en los contratos para que paguemos intereses desproporcionados. Si bien los intereses suelen ser bajos a priori, una vez que realicemos el primer impago se suelen disparar hasta cantidades excesivas. 

Si te ocurre una situación similar a la descrita, tenemos una solución a mano.

Utilizar Reclama Por Mí Contra Un Microcrédito Fraudulento

En Reclama Por Mí tenemos un equipo legal que ha llevado el mismo tipo de casos una y otra vez. Después de miles de clientes satisfechos y un 98% de victorias en los tribunales, nuestro equipo puede hacer frente a cualquier tipo de reclamación relacionada con los microcréditos.

Si has sufrido o crees que puedes estar sufriendo una estafa relacionada con esta herramienta financiera, rellena el formulario de nuestra página web y a partir de ahí lucharemos para conseguir una indemnización y devolver el dinero que te pertenece.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.