fbpx
Inicio » Blog » Cómo negociar con los acreedores para reducir la deuda
persona negociando con acreedores para recudir la deuda

Cómo negociar con los acreedores para reducir la deuda

Cuando contratamos un préstamo, siempre nos imaginamos que todo va a salir bien. Cumpliremos con los plazos, terminaremos el último pago, y cerraremos un acuerdo perfecto con la entidad bancaria. Pero la vida es muy impredecible, y nos puede poner miles de obstáculos en el camino que nos dificulten el pago de las cuotas y teniendo que negociar con los acreedores para reducir la deuda.

Por supuesto, estas situaciones inesperadas nos pueden generar problemas con los bancos, llegando a situaciones tensas que necesiten una solución inmediata.

Aunque pedir otro préstamo pueda ser una opción tentadora, siempre podemos negociar con la entidad bancaria o los acreedores. Muchos de ellos están dispuestos a negociar para ayudarte a pagar la deuda, por lo tanto es una vía que nos puede salvar hasta de las peores situaciones.

En este artículo te explicaremos cómo negociar con los acreedores para reducir la deuda, por eso, exploraremos estrategias detalladas y ejemplos concretos para ayudarte a reducir tu deuda a través de la negociación, de manera que puedas solventar tus problemas financieros sin llegar a un juzgado.

¡Empecemos!

persona pagando deuda

Comunicación Abierta y Temprana

La gran mayoría de profesionales que operan en el sector financiero están de acuerdo en que el primer paso es establecer una comunicación abierta y temprana con tus acreedores. 

Esto implica contactar a tus acreedores en cuanto enfrentes dificultades para realizar tus pagos y explicar tu situación financiera de manera honesta. Cuanto antes inicies este diálogo, mayores serán las posibilidades de obtener un acuerdo favorable.

Por ejemplo, imagina que has perdido tu trabajo debido a circunstancias inesperadas. Tienes una deuda de tarjeta de crédito con un saldo pendiente de 5,000 euros y temes no poder realizar los pagos mensuales. 

En lugar de ignorar la situación, decides llamar a la entidad emisora de la tarjeta de crédito para explicar tu situación. Les informas sobre tu pérdida de empleo y solicitas una posible reducción de la tasa de interés temporal o un plan de pago modificado.

Esto puede parecer demasiado fácil para ser cierto, pero según un estudio realizado en 2021 por la OCU, el 71% de los encuestados que discutieron problemas financieros con acreedores lograron obtener acuerdos de pago flexibles.

Conoce tus Derechos y Opciones

Para sentarte a negociar en igualdad de condiciones con un acreedor, es fundamental que conozcas tus derechos como deudor y lo que puedes / no puedes hacer. Esto te permitirá negociar desde una posición más sólida y tomar decisiones informadas.

Por ejemplo, en España los derechos de los deudores están protegidos por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Esto incluye el derecho a la protección contra prácticas abusivas de cobro de deudas, como el acoso telefónico o la falta de transparencia en los contratos.

De hecho, solo en 2020 se registraron más de 23,000 reclamaciones relacionadas con prácticas abusivas de cobranza de deudas en España. Conocer tus derechos te ayudará a evitar situaciones de abuso por parte de los acreedores y protegerte contra ellas.

personas negociando

Explora Diferentes Opciones de Negociación

En España, al igual que en otros lugares, los acreedores suelen estar dispuestos a trabajar contigo para encontrar soluciones que sean beneficiosas tanto para ti como para ellos. Algunas de las opciones más comunes de negociación incluyen:

Reducción de Tasas de Interés

Negociar una reducción de las tasas de interés en tus deudas puede hacer que tus pagos mensuales sean más asequibles y ayudar a liquidar la deuda de manera más rápida.

Normalmente podrás negociar hasta un par de puntos porcentuales de tus intereses, los cuales te podrán ahorrar una gran cantidad de dinero a largo plazo.

Planes de Pago Modificados

En algunos casos, puedes negociar con tus acreedores para establecer planes de pago modificados. Estos pueden implicar una extensión del plazo de pago o la consolidación de deudas en un solo préstamo, lo que facilita la administración de tus finanzas.

Si tienes varias deudas con diferentes acreedores, al consolidarlas en un préstamo personal con una tasa de interés más baja podrás reducir tus pagos mensuales y simplificar tus finanzas.

Liquidación de Deudas

En ciertos casos, puedes negociar con tus acreedores para liquidar una deuda mediante un pago único que sea menor que el saldo total.

Por ejemplo, si tienes una deuda de 10,000 euros y estás dispuesto a hacer un pago único de 5,000 euros, puedes intentar negociar con el acreedor para liquidar la deuda con esa cantidad.

negoaciando con acreedor

Conoce tus Finanzas Detalladamente

Tener un conocimiento claro de tus ingresos, gastos y deudas es esencial. Un presupuesto bien elaborado te ayudará a determinar cuánto puedes pagar y te permitirá presentar propuestas realistas a tus acreedores.

Haz un desglose completo de tus ingresos mensuales, que incluya salarios, ingresos adicionales y cualquier fuente de financiamiento. Luego, enumera tus gastos mensuales, desde el alquiler o la hipoteca hasta los gastos de alimentos, transporte y entretenimiento.

Una vez que conozcas tus finanzas al detalle, podrás negociar con números realistas en la mesa, no con predicciones o suposiciones que generen dudas entre los acreedores.

Consejos para una negociación fructífera

Aparte de controlar tu situación financiera, también es recomendable llevar un registro detallado de todas las comunicaciones con tus acreedores, incluyendo fechas, nombres de las personas con las que hablaste y detalles de las conversaciones. 

Esto te ayudará a mantener un registro claro de lo que se discutió y acordó. Por lo tanto, después de cada llamada telefónica o correo electrónico con tus acreedores, toma notas detalladas que incluyan los acuerdos alcanzados y cualquier compromiso adquirido.

Por último, ten en cuenta que para negociar con los acreedores para reducir la deuda puede llevar tiempo y esfuerzo. Es posible que encuentres resistencia inicial o desafíos en el camino, así que tendrás que tener en cuenta que la paciencia y la persistencia son claves para obtener el mejor resultado posible.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.