fbpx
Inicio » Blog » Ley de Segunda Oportunidad para autónomos
Ley de segunda oportunidad para autónomos

Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

La Ley de Segunda Oportunidad para autónomos es un recurso legal que permite a los trabajadores por cuenta propia superar situaciones de insolvencia. Esta normativa, vigente en España desde 2015 y actualizada en 2022, ofrece una solución para aquellos que no pueden hacer frente a sus deudas, permitiéndoles empezar de nuevo sin la carga financiera que les ahoga.

¿En qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad para los autónomos?

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo legal diseñado para ayudar a personas físicas, incluidos los autónomos, a cancelar sus deudas y reemprender su actividad económica.

Esta ley permite la exoneración de deudas a través de un procedimiento judicial que garantiza tanto los derechos del deudor como de los acreedores. El objetivo principal es ofrecer una nueva oportunidad a los autónomos para que puedan continuar con su vida profesional sin el peso de deudas impagables.

La ley se ha creado así para que un trabajador autónomo, que responde con sus bienes ante una posible deuda derivada de su actividad profesional, pueda acogerse también a esta ley. En cambio, el administrador de una empresa constituída como entidad jurídica (S.L. o S.A., por ejemplo) no necesita de este instrumento ya que no responde con su patrimonio ante los acreedores.

¿Qué requisitos debe cumplir un autónomo para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad, el autónomo debe cumplir con ciertos requisitos:

  1. Situación de insolvencia: Debe encontrarse en una situación de insolvencia actual o preverla en los próximos tres meses.
  2. Buena fe del deudor: El solicitante debe actuar de buena fe, lo cual implica no haber cometido ciertos delitos económicos en los últimos diez años y no haber sido declarado culpable en un concurso anterior.
  3. Acreedores: Tener deudas con al menos dos acreedores diferentes.
  4. Periodo sin exoneración previa: No haber obtenido la exoneración del pasivo insatisfecho (EPI) en los últimos cinco años (en caso de liquidación de bienes) o dos años (en caso de plan de pagos).

Beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

La Ley de Segunda Oportunidad autónomos ofrece varios beneficios importantes:

  1. Cancelación de deudas:
    • Públicas: Permite la cancelación de hasta 10,000 euros en deudas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, lo que puede ser un alivio significativo para muchos autónomos.
    • Privadas: Estas no tienen un límite, siempre y cuando cumplan ciertos requisitos.
  2. Reinicio económico: Proporciona a los autónomos la posibilidad de reemprender su actividad sin la carga de deudas insostenibles, fomentando así el espíritu emprendedor.
  3. Mejora de la solvencia: Al liberarse de las deudas, los autónomos pueden mejorar su solvencia y acceder a nuevas oportunidades de crédito y financiamiento.
  4. Efectos positivos en el empleo: Al permitir la continuidad de los negocios, esta ley ayuda a mantener y generar empleo, contribuyendo a la estabilidad económica.

Hay deudas que un autónomo no se puede exonerar de acuerdo con esta ley:

  • Los salarios pendientes a empleados que no se hayan abonado en los últimos 60 días antes de acceder al mecanismo de segunda oportunidad.
  • Multas
  • Pensión de manutención

El Proceso para solicitar la Ley de Segunda Oportunidad

El procedimiento que debe seguir un autónomo para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad consta de varios pasos:

  1. Solicitud en el juzgado de lo mercantil: El autónomo, asistido por un abogado y un procurador, presenta la solicitud en el juzgado correspondiente. Es crucial preparar una documentación detallada que demuestre la situación de insolvencia y el cumplimiento de los requisitos legales.
  2. Verificación por parte del juez: El juez examina la petición del autónomo solicitante y verifica que se cumplan todos los requisitos. En caso afirmativo, se inicia el procedimiento.
  3. Acuerdo extrajudicial de pagos: En esta fase, se intenta alcanzar un acuerdo con los acreedores para reestructurar las deudas. Si no se logra un acuerdo, se pasa a la siguiente etapa.
  4. Exoneración del pasivo insatisfecho (EPI): Si no se llega a un acuerdo o si el acuerdo es incumplido, el juez puede conceder la EPI, liberando al autónomo de la mayoría de sus deudas.

La Ley de Segunda Oportunidad autónomos es una herramienta valiosa para cualquier trabajador por cuenta propia que enfrente dificultades financieras. Es esencial conocer los requisitos y el proceso para poder beneficiarse de esta ley y aprovechar la posibilidad de un nuevo comienzo.

Para los autónomos, contar con el apoyo de profesionales legales especializados en esta normativa puede ser decisivo para el éxito en la solicitud de exoneración de deudas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.