Reclamar Preferentes y obligaciones subordinadas. Reclamación afectados.

Reclamar Preferentes y obligaciones subordinadas. Reclamación afectados.




RECLAMAR
Preferentes y Obligaciones Subordinadas

Un abogado te asesorará cómo proceder sin compromiso y sin adelantar dinero. Consulta gratuita.

CONSULTAR ABOGADO GRATUITAMENTE





  1. Definición de preferente
  2. ¿Por qué son importantes las preferentes?
  3. ¿Cuánto dinero cobran de más por preferente?
  4. Cómo reclamar preferentes

"Es aquel valor o acción emitido por una sociedad -banco, caja de ahorros o empresa financiera- que no confiere ninguna cuota en su capital ni tampoco derecho de voto en la junta de accionistas. Son perpetuas, no tienen vencimiento y su rentabilidad no está garantizada, ya que está vinculada a la obtención de beneficios".

En España las entidades bancarias ofrecieron las acciones preferentes a los inversores -particulares- dando a entender que se trataba de renta fija cuando no lo era.

El desconocimiento de los inversores sobre las condiciones de su contratación así como la imposibilidad de rescate del dinero invertido ha llevado a algunos observadores económicos a considerar esta práctica una verdadera estafa bancaria, encubierta perpetrada por las entidades financieras

Le deben el importe

TOTAL

Acudir a un abogado que demande a la entidad financiera es la vía para recuperar el importe total.

Puede acudir al banco y reclamar, pero en el mejor de los casos buscarán una solución alternativa, no devolverte el dinero.

Solo cobramos si tú ganas.

Estamos de tu lado.

Queremos que toda persona que necesite asesoramiento legal pueda acudir a un abogado sin adelantar dinero y sin compromiso.

¿Qué desea reclamar?

Uno de nuestros abogados le contestará en menos de 24 horas







He leído y acepto la política de privacidad.


Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. No duden en preguntar todo lo que sea necesario.

¿Qué es y como reclamar una preferente, acción preferente, valor preferencial u obligación subordinada?

¿Qué es una preferente?

Acción preferente, participación preferente, valor preferencial o simplemente preferente, en economía, bolsa y finanzas es aquel valor o acción emitido por una sociedad -banco, caja de ahorros o empresa financiera- que no confiere ninguna cuota en su capital ni tampoco derecho de voto en la junta de accionistas. Son perpetuas, no tienen vencimiento y su rentabilidad no está garantizada, ya que está vinculada a la obtención de beneficios.

Se denominan acciones preferentes porque tienen la prioridad frente a las acciones comunes en el pago de dividendos o al llegar la liquidación, aunque se encuentran subordinadas al pago de los bonos u obligaciones. Sus condiciones son negociadas directamente entre la entidad emisora -banco- y el inversor o accionista. Son un activo de alto riesgo financiero que puede dar alto interés bancario o grandes pérdidas.

 

Información sobre preferentes

En España las entidades bancarias ofrecieron las acciones preferentes a los inversores -particulares- dando a entender que se trataba de renta fija cuando no lo era.

El desconocimiento de los inversores sobre las condiciones de su contratación así como la imposibilidad de rescate del dinero invertido ha llevado a algunos observadores económicos a considerar esta práctica una verdadera estafa bancaria, encubierta perpetrada por las entidades financieras

 

Legalidad preferentes

En España las entidades bancarias ofrecieron las acciones preferentes a los inversores -particulares- dando a entender que se trataba de renta fija cuando no lo era.

En la mayoría de los casos los inversores son particulares inexpertos que creyeron que era una inversión segura -la seguridad es una característica fundamental de la renta fija-.
Por lo demás, la rentabilidad ofrecida era algo mayor que la de muchos productos de renta fija, pero en ningún caso suficiente para justificar asumir riesgos que son propios de valores de renta variable que, si bien tienen a veces un alto riesgo, ofrecen a cambio la posibilidad de muy altas rentabilidades.

El desconocimiento de los inversores sobre las condiciones de su contratación así como la imposibilidad de rescate del dinero invertido ha llevado a algunos observadores económicos a considerar esta práctica una verdadera estafa bancaria, encubierta perpetrada por las entidades financieras, dando lugar a numerosas protestas y reclamaciones judiciales ante la falta de protección legal de los ciudadanos.

 

Reclamar preferentes ¿Cuánto pueden devolverme?

El importe TOTAL

 

¿Qué son las obligaciones subordinadas?

Las obligaciones subordinadas son consideradas como un instrumento híbrido de capital, diferenciándose de los productos tradicionales de la renta fija, que pertenecen a la categoría de financiación subordinada.

El tenedor del título, es decir, su poseedor, puede vender la obligación subordinada al igual que una obligación tradicional y se caracteriza por tener una mayor rentabilidad asociada debido a que se incurre a un mayor riesgo.


Riesgos de las obligaciones subordinadas:

El riesgo principal reside en la dificultad de vender la obligación, es decir, deshacer la inversión para recuperar el dinero invertido puede ser en muchos casos una misión imposible debido a que no hay ningún comprador que le atraiga el producto financiero. Esto se resume en una escasez de liquidez del producto financiero.

Por otra parte, relacionado con la rentabilidad que ofrece esta deuda subordinada, el interés que le reporta al tenedor de la obligación subordinada varía en función de los beneficios que genere la empresa que emite tales obligaciones, además de unos requisitos que la empresa fija.

Por lo tanto, en muchas ocasiones, la empresa no genera beneficios o no llega a los requisitos establecidos para poder pagar un cupón periódico al acreedor y efectivamente no le aporta ninguna rentabilidad.

Esto puede conducir a una espiral en la que finalmente, el tenedor no recibe ningún interés durante los años que dura la obligación, y además no puede venderla puesto que los posibles compradores no la ven atractiva (rentable).

 

Perfil del inversor adecuado para las obligaciones subordinadas:

Tras toda la información explicada anteriormente, podemos afirmar que este producto financiero no es compatible con un perfil conservador, sino todo lo contrario.

La rentabilidad que ofrece puede ser más alta que en el caso de la renta fija tradicional pero el riesgo que asume el inversor también es mayor y por lo tanto es necesario que el inversor sea experimentado en este tipo de operativa.

En numerosas ocasiones, existen inversores afectados que se vieron animados por contratar este tipo de productos sin ser conscientes del riesgo asociado que conllevan, debido a un mal asesoramiento por parte del servicio de inversión al que acudieron.

Actualmente, gracias a la reciente incorporación de la normativa MiFID II hay una mayor transparencia y control para que la comercialización de este tipo de instrumentos se adecúe a las necesidades y preferencias reales del inversor.

98% DE CASOS DE ÉXITO

Reclamar suelo, gastos, irph, multidivisa