fbpx
Inicio » Blog » Que no hacer durante un proceso de Ley de Segunda Oportunidad

Que no hacer durante un proceso de Ley de Segunda Oportunidad

La ley de la segunda oportunidad es una herramienta legal que tiene innumerables ventajas. Ha cancelado millones de euros en deuda a muchas personas que se encontraban en bancarrota, y en algunos casos ha restaurado por completo la vida financiera de sus aplicantes.

Pero todas estas ventajas no son gratuitas. El proceso de segunda oportunidad es largo, complejo y requiere una buena cantidad de esfuerzo desde el principio hasta el final del mismo.

Dentro de todos los pasos que tenemos que realizar en este proceso, es muy común cometer errores. Algunos de estos errores pueden ser solucionables y otros pueden ser definitivos, de manera que no podamos acceder a la Ley de la Segunda Oportunidad.

En este artículo vamos a hablar del segundo tipo de errores, los errores fatales. Si los evitamos durante el proceso de segunda oportunidad, nuestras opciones de conseguir una quita de deuda y recuperar nuestra vida financiera aumentarán drásticamente.

Por lo tanto, ¿qué cosas no deberíamos hacer durante un proceso de segunda oportunidad? En unos segundos los descubriremos.

1. Ocultar Activos o Deudas

Uno de los mayores errores que puedes cometer durante el proceso de la Ley de Segunda Oportunidad es tratar de ocultar activos o deudas. Este error tiene consecuencias significativas que pueden comprometer la integridad de tu caso.

En esencia, la segunda oportunidad se fundamenta en la buena fe y la honestidad. Cuando decides iniciar este proceso, te comprometes a ser transparente acerca de tu situación financiera. Esto implica obligaciones como proporcionar al tribunal una lista completa y precisa de tus activos y deudas.

Ocultar información puede conducir a la denegación de tu solicitud, ya que el tribunal evalúa tu situación financiera para determinar si cumples con los requisitos para obtener una segunda oportunidad. Además, esta falta de transparencia podría considerarse fraude, lo que podría resultar en acciones legales en tu contra.

Para hacer una lista de activos siempre podrás colaborar estrechamente con tu abogado. Trabajar juntos para identificar y documentar todos tus activos y deudas asegura que la información relevante se presente adecuadamente.

Además, es esencial evitar decisiones precipitadas basadas en el miedo o la vergüenza. Aunque estemos en una situación complicada y sea difícil de reconocer, la Ley de Segunda Oportunidad está diseñada para ayudar, así que ser transparente  aumentará tus posibilidades de obtener una segunda oportunidad. 

2. No buscar asesoramiento legal

Probablemente el peor error que podemos cometer es no buscar asesoramiento legal adecuado. La LSO es compleja y única para cada individuo, lo que hace esencial contar con la guía de un despacho especializado en la materia, como el equipo de Reclama Por Mí.

Y es que un abogado especializado en Ley de Segunda Oportunidad no solo te proporciona información sobre tus derechos y responsabilidades, sino que también te guía a través de los aspectos técnicos del proceso.

Por lo tanto, un abogado puede ayudarte a evitar errores y salvarte hasta cientos de miles de euros durante todo el proceso, ya que sabrá exactamente lo que hay que hacer cuando llegue el momento de la cancelación de deuda.

3. No Cumplir con los Requisitos de Buenas Prácticas

Un error que debes evitar a toda costa durante tu proceso de Ley de Segunda Oportunidad es no cumplir con los requisitos de “buenas prácticas” establecidos por la ley. Estos requisitos son fundamentales y su cumplimiento es un paso crucial antes de presentar la solicitud.

La Ley de Segunda Oportunidad establece la necesidad de intentar llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores antes de proceder con la solicitud de segunda oportunidad. Ignorar esta fase puede resultar en la desestimación de tu caso.

Este requisito no solo es una formalidad, sino una oportunidad real para negociar términos de pago que sean más manejables para ti y justos para tus acreedores. No cumplir con esta etapa puede dar lugar a malentendidos y a una evaluación errónea de tu disposición para llegar a soluciones amistosas.

Trabajar de manera proactiva para cumplir con los requisitos de buenas prácticas muestra al tribunal tu intención de abordar tus deudas de manera responsable, de manera que el resto del proceso se hace mucho más colaborativo y sencillo. 

4. No Presentar la Documentación Correcta

El cuarto error que debemos evitar en el proceso de segunda oportunidad es no presentar la documentación correcta o hacerlo de manera incompleta repetidamente. La documentación es la base de tu caso y proporciona la información necesaria para que el tribunal evalúe tu situación financiera.

Debido a su complejidad, la solicitud de segunda oportunidad requiere una variedad de documentos, desde pruebas de ingresos hasta una lista detallada de deudas y activos. Por lo tanto, tendremos que revisar una y otra vez que los tenemos todos y que son válidos.

Tu abogado puede desempeñar un papel fundamental en este proceso, asesorándote sobre los documentos requeridos y asegurándose de que estén debidamente organizados y presentados al tribunal.

La presentación precisa de la documentación no solo facilita el proceso, sino que también demuestra tu compromiso y transparencia con la segunda oportunidad que te han otorgado. 

5. No Cumplir con las Obligaciones Durante el Proceso

El último error que debemos evitar a toda costa es no cumplir con las obligaciones una vez que la solicitud ha sido presentada. Este aspecto es crítico para el éxito de tu caso a largo plazo y para mantener la confianza del tribunal .

Una vez que has iniciado el proceso, es probable que se te asignen ciertas obligaciones, como seguir un plan de pagos acordado con los acreedores o asistir a reuniones y audiencias programadas. No cumplir con estas obligaciones puede tener consecuencias devastadoras.

El seguimiento riguroso de las obligaciones establecidas es esencial para demostrar al tribunal que estás comprometido en resolver tus deudas de manera responsable. 

Además, puede contribuir a la construcción de una imagen positiva de tu disposición a colaborar y a cumplir con los términos del proceso.

Resumiendo, el cumplimiento de las obligaciones durante el proceso de segunda oportunidad no es negociable. No cumplir con estos compromisos puede resultar en la revocación del proceso, lo que haría que todo el esfuerzo invertido hasta el momento sea en vano. 

Te ayudamos con la cancelación de tus deudas

Abogados expertos en reclamaciones de Ley de Segunda Oportunidad.

Rellena el formulario y evaluamos tu caso gratis.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.