fbpx
Inicio » Blog » Los microcréditos y cómo reclamarlos
Los microcréditos y cómo reclamarlos

Los microcréditos y cómo reclamarlos

Los microcréditos son una herramienta financiera que ha cambiado de forma radical el rango de personas que pueden acceder a un crédito. Si bien hace unas décadas sólo las personas con ingresos estables podían recibir dinero de un banco, los microcréditos han cambiado completamente el panorama.

Estos préstamos menores permiten a los prestatarios obtener pequeñas cantidades de dinero sin los mismos requisitos y trabas burocráticas impuestas por los bancos tradicionales. Esto les permite acceder a fondos para iniciar o expandir su negocio, abordar un proyecto específico o cubrir gastos inesperados.

Los microcréditos tienen una historia muy interesante que explica por qué surgieron y el potencial que tienen para transformar la economía global. Aparte de dicha historia, en este artículo encontrarás cómo funcionan los microcréditos, cuáles son los más populares de España, y los problemas que podrías encontrarte al solicitar uno de estos préstamos.

¡Empecemos!

Historia de los Microcréditos

Los microcréditos nacieron en el Sudeste de Asia en la década de 1970 con el Premio Nobel Muhammed Yunus, quien fue el primero en ofrecer esta alternativa al sistema bancario tradicional. Su primer microcrédito fue otorgado a un grupo de mujeres que fabricaban muebles con bambú y necesitaban $27 para llevar su proyecto a cabo.

Yunus otorgó así el primer microcrédito de la historia, por el cual no cobró ningún tipo de interés. El dinero le fue devuelto posteriormente, lo que le dió confianza para abrir su propio banco y seguir otorgando préstamos de este tipo.

Fue el primer banco sin fines de lucro en ofrecer préstamos pequeños a los pobres sin intereses excesivamente altos y con condiciones flexibles. Durante mucho tiempo, este fue el único sistema disponible para personas que no tenían acceso al crédito tradicional o financiación institucional.

Los microcréditos y cómo reclamarlos

En la década de 1980, viendo la eficacia de este método, el Banco Mundial comenzó a promover los programas de microfinanzas y microcréditos como un medio para combatir la pobreza en países en desarrollo, especialmente aquellos con economías locales débiles. Estos programas se extendieron rápidamente por todo el mundo y ahora hay muchas organizaciones diferentes que ofrecen productos similares a los micropréstamos.

¿Cómo Funcionan Los Microcréditos?

Los microcréditos son préstamos pequeños otorgados por instituciones financieras tales como bancos locales, ONGs e instituciones internacionales. Están diseñados para personas con necesidades muy específicas o con ingresos bajos o variables, generalmente aquellas situadas fuera del sistema financiero formal.

Los prestatarios reciben cantidades de entre 500€ y 1.000€ y plazos cortos (generalmente menores a 6 meses). En algunas partes del mundo, los microcréditos se han convertido en un medio popular para financiar la creación de nuevos negocios así como para otorgar liquidez a personas con recursos muy limitados. En algunas ocasiones también podemos encontrar ofertas de microcréditos de hasta 10.000€.

Por ejemplo, un prestatario podría recibir un pequeño préstamo si desea comprar maquinaria industrial para su empresa pero no es elegible para un préstamo bancario tradicional debido a sus bajos ingresos o condiciones financieras inestables.

Aunque los microcréditos se crearon con la intención de ayudar a personas con recursos muy bajos, la situación actual ha dado un giro de 180 grados. Ahora, muchos bancos se dedican a otorgar microcréditos con intereses muy elevados, que rondan números parecidos o iguales a los créditos tradicionales.

Estas entidades bancarias se han defendido mediante el argumento de que “corren muchos riesgos” al otorgar préstamos a personas que podrían no devolver el dinero prestado. Antes de seguir explicando este problema, en el siguiente apartado explicaremos las ventajas de los microcréditos, y después nombraremos los peligros de este tipo de préstamos.

Los microcréditos y cómo reclamarlos

Ventajas de los Microcréditos

A primera vista, las ventajas de los microcréditos son numerosas. Entre ellas destacan:

  • Acceso a préstamos bancarios: Los microcréditos son una forma de acceder al sistema financiero que está fuera del alcance para muchas personas. Esto les permite obtener préstamos sin tener que enfrentar los mismos requisitos y trabas burocráticas impuestas por los bancos tradicionales.
  • Fácil de conseguir: Los microcréditos son generalmente fáciles de obtener y los prestatarios no tienen que pasar por procesos laboriosos o documentación extensa para solicitarlos. En ocasiones, solo se requiere una identificación básica como el DNI, la dirección y el número de teléfono.
  • Tasa de Interés Baja: La mayoría de los microcréditos tienen una tasa de interés significativamente más baja que los préstamos tradicionales, lo que significa que los prestatarios podrán devolver fácilmente el préstamo sin incurrir en intereses excesivos.
  • Flexibilidad: Muchas entidades ofrecen microcréditos con condiciones flexibles; esto significa que los prestatarios pueden elegir un plazo más largo para devolver el préstamo o incluso renegociar su interés si necesitan más tiempo para devolverlo.

Problemas de los Microcréditos y Empresas Más Comunes

A pesar de todas estas ventajas, los microcréditos también pueden traer problemas. La razón principal es que los intereses de este tipo de préstamos pueden escalar de manera muy rápida una vez que se produce un impago.

Por ejemplo, en caso de tener un microcrédito con la empresa “Vivus”, estas serían las condiciones que tendrías que soportar si no realizas el pago a tiempo:

“El impago de tu préstamo conlleva una penalización del 1,10% diario sobre el importe impagado, con el límite máximo del 200% sobre el principal, así como los gastos ocasionados por el impago del crédito.”

En el caso de pedir un préstamo por valor de 1.000€ y no poder pagarlo, un mes después la deuda crecería hasta los 1.333€. Y esta cantidad podría seguir creciendo hasta los 3.000€ en caso de no realizar los pagos correspondientes. Estas son las condiciones que nos hemos encontrado a fecha de publicación sobre las empresas de España que más microcréditos ofrecen:

  • Vivus: En caso de no recurrir en impagos, puedes pedir hasta 300€ libres de intereses. Como mencionamos anteriormente, en caso de no poder pagar dicha suma, los intereses empezarían a acumularse.
  • Casheddy: Las tarifas de esta compañía también empiezan siendo gratuitas para los préstamos de 300€ o menos, pero la empresa avisa de que los intereses pueden escalar hasta un 36% según la condición específica del prestatario.
  • Creditea: Esta empresa te deja obtener un crédito de hasta 5.000€, y el TAE suele rondar entre un 20% o más dependiendo de las condiciones específicas del cliente.
  • Fidea: Esta entidad de crédito otorga micropréstamos que puedes pagar en periodos de 3 hasta 60 meses con un TAE mínimo del 0% y un máximo del 212%, uno de los límites superiores más altos del mercado.

En caso de pedir alguno de estos micropréstamos, hay varios problemas que pueden surgir (y que de hecho ya han surgido en el pasado). En el siguiente apartado te explicamos cómo solucionarlos.

Los microcréditos y cómo reclamarlos

Reclamar Microcréditos

Los problemas más comunes respecto a los microcréditos son los siguientes:

Medidas abusivas por parte de las compañías de crédito para recuperar su dinero. Muchas compañías hacen uso de llamadas a familiares, personas cercanas, y todo tipo de “trucos” para presionar al cliente y hacer que pague su deuda. Por supuesto, estas medidas son completamente ilegales, y en caso de que ocurran hay que avisar a la policía de manera inmediata.

Intereses desproporcionados. Aprovechando la vulnerabilidad de los clientes comunes de los microcréditos, los bancos podrían hacer uso de tarifas abusivas que ahogarían a sus clientes en deudas. Esto incluye principalmente intereses en caso de demora muy desproporcionados.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, te podemos echar una mano. En Reclama Por Mí tenemos a un equipo legal enteramente a tu disposición para reclamar un microcrédito. Simplemente con rellenar nuestro formulario nos podríamos hacer cargo de la situación y restituir todos los intereses que hayas pagado de más.

Miles de casos ganados exitosos nos avalan, y nos encantaría poder compartir nuestra experiencia y profesionalidad contigo. ¡No esperes más!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.