fbpx
Inicio » Blog » Estafas digitales: las más comunes (y cómo protegerte)
estafas digitales más comunes

Estafas digitales: las más comunes (y cómo protegerte)

En plena era digital, la mayoría de nuestras interacciones y transacciones son por Internet. Así, la amenaza de las estafas digitales es más real que nunca

Por desgracia, los estafadores han perfeccionado sus técnicas, aprovechando la conveniencia y la rapidez de la tecnología, para engañar a usuarios desprevenidos. Hoy día, es frecuente que nuestros abogados expertos en reclamaciones tengan que lidiar con casos así.

Para evitarlo, repasamos algunas de las estafas digitales más comunes y te damos consejos sobre cómo protegerte.

Estafas digitales más comunes: phishing y correos electrónicos falsos

El phishing es una táctica en la que los estafadores intentan engañarte para que les des información confidencial, como contraseñas o detalles de tarjetas de crédito. Es una de las estafas digitales más comunes (y peligrosas).

Suelen hacerlo a través de correos electrónicos falsos que imitan a empresas legítimas. Estos correos tienen enlaces maliciosos, que te llevan a sitios web fraudulentos: quizá quieren que pagues una aduana de un supuesto paquete, rechaces una transacción desde tu banca electrónica, etc.

Para protegerte, verifica siempre la autenticidad de los correos electrónicos, evita hacer clic en enlaces sospechosos y no compartas información sensible por mail. Aunque parezca fiable, es fundamental prestar atención a los detalles, como logotipos, dominio del mail, etc.

Fraude en compras online

Con el auge de las compras por Internet, una de las estafas online más comunes son los fraudes en tiendas por la red. 

Hoy día, los estafadores pueden crear sitios web falsos que imitan a tiendas legítimas para engañar a los compradores. Por increíble que parezca, son capaces de replicar la información con un increíble nivel de detalle.

Para evitarlo, asegúrate de que el sitio web sea seguro (comienza con “https://”) y revisa todos los detalles de la tienda. Evita las ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad y utiliza métodos de pago con garantías en caso de problemas.

Fraude en redes sociales:

Las redes sociales son un terreno fértil para diversas estafas, desde perfiles falsos hasta ofertas engañosas. 

Los estafadores pueden crear perfiles que imitan a personas reales o empresas, utilizando tácticas para ganar tu confianza. Ponen las fotos, los logotipos y todo muy cuidado.

Te recomendamos mucha cautela al aceptar solicitudes de amistad o al hacer clic en enlaces compartidos en redes sociales. Verifica siempre la autenticidad de las cuentas y desconfía de las ofertas que solicitan información personal. Son una de las estafas digitales más comunes hoy en día, incluso en ofertas de trabajo.

Ransomware y malware, dos estafas digitales muy comunes

Los ataques de ransomware y malware pueden afectar tanto a personas como tú como a pequeñas y grandes empresas. Se trata de programas maliciosos, capaces de cifrar tus archivos o dañar tu sistema, exigiendo un rescate para recuperar información

Para protegerte, mantén tu software y antivirus actualizados, evita hacer clic en enlaces no seguros y realiza copias de seguridad de tus datos importantes.

Fraudes en criptomonedas

Con la popularidad creciente de las criptomonedas, los estafadores han encontrado nuevas formas de aprovecharse en este nicho. 

Así, pueden crear esquemas de inversión falsos, estafas de intercambio o incluso robar criptomonedas a través de malware. 

Si vas a invertir en criptomonedas, utiliza plataformas fiables, tan seguras como sea posible. Verifica la autenticidad de los proyectos y protege tu monedero digital con medidas de seguridad, por si acaso. Recuerda que son mercados muy poco regulados.

Estafas de soporte técnico

Se trata de llamadas o mensajes de supuesto soporte técnico que afirman que tu ordenador, servicio de Internet, electricidad u otro servicio contratado tiene problemas. 

Los estafadores intentan obtener acceso a tus datos, ya sea para registrarte en otros servicios o cambiarte de compañía. Para evitarlo, recuerda que las empresas no suelen incurrir en este tipo de prácticas fraudulentas. Mucho ojo con contratar servicios por teléfono.

Protegerse de las estafas digitales más comunes (y qué hacer si eres víctima)

Mantenerse informado y ser cauteloso son claves para protegerte de las estafas digitales más comunes. Pese a ello, siempre es posible caer en un engaño de este tipo pues, por desgracia, cada vez son más sofisticados.

Si quieres presentar una reclamación de algún tipo o necesitas ayuda, contacta con nosotros. Te asesoraremos sin compromiso. ¡Mucho cuidado por la red!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.