fbpx
Inicio » Blog » Cómo leer la factura del gas

Cómo leer la factura del gas

De ser una opción más económica respecto a la electricidad, como pasaba con el gasóleo en los coches, el gas, tras el inicio de la guerra de Ucrania, se ha convertido en un bien muy preciado y ha experimentado unas subidas de precio sustanciales.

Esto ha llevado a muchos consumidores a empezar a revisar el recibo e intentar entender conceptos como el mercado libre o el regulado y cómo estos dos términos afectan, y mucho, a lo que pagamos de gas cada dos meses. Por ello, además de darte las claves para que puedas conocer todos los elementos de tu factura, creemos que es muy importante empezar este artículo desgranando estos dos conceptos. 

Mercado libre o regulado

Aunque creamos que es algo sencillo y que todos sabemos si estamos en el mercado libre o regulado no es así. Para conocerlo, tienes que mirar en tu factura qué empresa es tu comercializadora, la compañía que te cobrará el coste de la energía. Si es una de las siguientes 4: Baser, Energía XXI, Curenergía o Comercializadora Regulada Gas & Power, estás dentro del mercado regulado y eso significa que tienen las mismas tarifas, denominada tarifa regulada TUR, que se publica en el BOE y se revisa cada trimestre. 

Si, por el contrario, tu contrato es con una comercializadora del mercado libre, las tarifas y condiciones son las que aparece en tu contrato y, éstas se pueden modificar, llegado el caso, con un preaviso de un mes por lo que pueden subir o bajar de manera sustancial de una factura a otra. Es por ello que es importante que averigües a qué tipo de mercado perteneces y que valores distintas opciones para economizar al máximo. 

Dependiendo de cuál sea tu empresa comercializadora del gas, tu factura tendrá una estructura u otra, pero vamos a darte las claves para que puedas entender los conceptos más importantes que aparecen en todas con una denominación igual o parecida. 

Cuáles son los elementos principales de la factura del gas 

  1. Periodo de facturación. Por norma general es de 2 meses, pero, en el caso del mercado libre, puede ser mensual. 
  2. Fecha de emisión y cargo de la factura. Este dato te permitirá conocer cuándo se te cobrará en el banco. 
  3. CUPS o identificación del punto de suministro. Fácilmente identificable porque se trata de una serie de números a los que preceden un “ES”. Gracias a sus cuatro primeras cifras podremos conocer cuál es la distribuidora responsable de la infraestructura por la que llega el gas a nuestro domicilio. 
  4. Peaje de acceso a la red ATR. Es en el mes de octubre cuando las distribuidoras asignan este peaje basándose en el consumo del año anterior y va desde los 5.000 hasta los 50.000 kWh. 
  5. Detalle del consumo. Este elemento de la factura nos permite conocer cuánto hemos gastado de gas en el periodo facturado. Es importante revisar si, lo que nos están incluyendo, es una lectura real o bien estimada, que no tiene por qué ser la definitiva. 
  6. Alquiler del contador. Este gasto es inevitable, aunque, la única buena noticia, es que tiene un precio regulado e igual para todos los consumidores. 
  7. Cobros adicionales por parte de la distribuidora. En este apartado podremos encontrar ciertos conceptos que nos puede cobrar la distribuidora en algunas de las facturas anuales de gas y que pueden ser, por ejemplo, la revisión de la instalación que es obligatoria cada 5 años. 
  8. Servicios de la comercializadora. Especialmente en el mercado libre, la comercializadora puede ser responsable de cargarnos en la factura del gas un seguro para cubrir nuestras facturas o incluso el mantenimiento de equipamientos como la caldera. 

Como ves, la factura del gas requiere de cierto tiempo para poder comprenderse y, sobre todo, asegurarnos de que estamos en el mercado que más nos interesa y que utilizamos todos los servicios que se nos cobra. Es por eso que, antes de que empiecen los meses de frío donde se utiliza más gas, hagamos el ejercicio de analizar cuáles son nuestras necesidades y qué oferta existe en el mercado para evitar facturas desorbitadas cada dos meses.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.